El arte de la autopromoción: ideas para que descubran tu trabajo

¡Hola amig@! Hacía tiempo que no escribía. He estado bastante atareado y por cuestiones del guión he focalizado toda mi atención (mindfulness) a la organización de la Semana Internacional del Uso Seguro de Internet (aka #SIUSI2014) y del Seminario Iberoamericano Actitudes 2.0 en Valladolid. ¡¿Cómo!? ¿no te habías enterado? Haz click sobre los enlaces para acceder a la información completa y no te pierdas las próximas ediciones. Creo que he hecho una buena introducción al arte de la autopromoción, ¿no te parece? Es broma. Ahora vamos a lo que vamos y espero que te guste…

A pesar de que me gusta mucho dar rienda suelta a la creatividad y a la imaginación, a veces tengo la impresión de que, por más que difunda artículos en redes sociales, muchos pasan desapercibidos. Entrando en faena, en mi afán por ayudar a los jóvenes a incorporarse al mundo laboral de la forma menos dolorosa -teniendo en cuenta el abismo que separa a día de hoy la etapa de estudiante con la etapa laboral- en esta ocasión quisiera hacer una interpretación de un artículo muy interesante de Fast Co-Create que habla de “6 consejos para la autopromoción de nuestro trabajo”. Me vas a permitir que este artículo vaya más orientado a los jóvenes.

Pero antes de enumerar y describir mis recomendaciones, me gustaría rescatar la conferencia que impartí junto con mi colega y amigo Luis David Tobón el pasado día 11 de marzo en el Foro Internacional de Empleo de la Universidad de Valladolid (FiBEST 2014) bajo el título: “Pasemos del ego al hago desde la co-creación” y ya de paso comparto la presentación contigo.

Algunas claves:

1. Reconocer que tienes que vender tu trabajo y que eso exige dedicación y esfuerzo. Esto es cuestión de actitud.

2. Compartir todo el trabajo que haces: incluso durante el propio proceso de creación o de planteamiento de cualquier idea, proyecto o sueño. Una gran forma de rentabilizar el uso de los medios sociales es aprendiendo a sacarles partido para algo más que para pasar el rato y divertirse con banalidades. ¿Qué opinas?

3. No inflar nada o casi nada la exhibición de tus conocimientos sobre el papel. Es bastante lógico y suponible que en algún momento lo tendrás que demostrar. Vale que en algunos casos sea pícaro en cierto modo exagerar un poquito, pero a la larga tendrás que coger el toro por los cuernos… por ejemplo, me refiero a tu nivel de inglés. Parece obvio, ¿verdad? Pues yo creo que es importante tenerlo en cuenta.

4. Escaparate virtual: Un perfil en LinkedIn y una cuenta profesional en Twitter. Ojo: esto exige muchísimo tiempo y planificación. Sin embargo, para mí es básico para que te posiciones entre tus contactos y también en buscadores cuando alguien teclee tu nombre. Procura que tu perfil personal de Facebook no aparezca en los tres primeros resultados y, si lo hace, configura la privacidad de aquellas imágenes o contenidos que tú consideras de carácter personal.

5. Repositorio de saberes y habilidades: El hecho de poder mostrar lo que haces y lo que eres capaz de hacer (ya sea a través de un blog, un vídeo, un canal de Youtube o una galería de imágenes) tiene mil veces más valor que un CV o un perfil en LinkedIn; aunque no estaría de  más que lo complementaras con el punto 4. También merece ser destacada tu capacidad para establecer vínculos profesionales con otras personas tanto en el plano físico como en el virtual.

6. Recomendación de terceros: Una gran idea para que descubran tu trabajo es que te recomienden terceras personas. Construye una buena red de contactos antes de lanzar tu gran proyecto/objetivo, de esta forma evitarás ser un “spammer” humano.

7. Tarjetas de visita: da igual si aún estás estudiando o si no tienes realmente claro a qué te vas a dedicar en los próximos años. Yo te sugiero que inviertas aunque sólo sean 60€ en unas bonitas tarjetas.mis tarjetas de visita

8. Curriculum Vitae creativo: Al final, da igual lo innovador que sea el proceso de selección pues todos acabamos leyendo -en el caso de tener algún interés- ya sea mucho o poco el CV de otra persona. Preocúpate de que no sea un tostón (y está mal que yo lo diga) y de que transmita algo distinto. Aprende a hacerlo o encárgaselo a otra persona. Hay infografías muy “chulas” por la web.

Para concluir, te dejo estos consejos de Carlos Bravo sobre la autopromoción y puedes consultar bibliografía en la e-biblioteca.

Bonus: pautas de productividad: Busca tus picos de concentración. Tu capacidad para disciplinarte es fundamental. Fija tus propios límites para no estresarte ni agotarte ni mental ni físicamente. Hazte a la idea de que siempre tendrás más trabajo y cosas que hacer que las 24 horas que dura el día.

¿Te han servido estas ideas? ¡Cuéntanos tus trucos para promocionar tu trabajo!

Austin Kleon « Show Your Work! 10 Ways to Share Your Creativity and Get Discovered

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *