¿Está preparada tu empresa para la era social?

A medida que avanza el siglo XXI y las nuevas tecnologías se van asentando profundamente en la sociedad, debemos plantearnos una pregunta de, a priori, fácil respuesta: ¿hacia dónde se orientarán las acciones de comunicación y venta de los sectores profesionales? Aunque la pregunta ya esté bien desgastada, voy a pedirte que no respondas todavía…

Sabemos que los nuevos medios (las redes sociales y la tecnología móvil principalmente) han convertido al potencial cliente en un auténtico consumidor y productor de información (“prosumer”). Es muy importante que los empresarios entiendan este cambio.  Por esta razón, las empresas más modernizadas acuden a la llamada de los negocios utilizando lo que se conoce como “comunicación 2.0”, incorporando algunos factores como son la bidireccionalidad, la sociabilidad, la localización y la movilidad (SOLOMO), que han supuesto una revolución empresarial sin precedentes.

Empresas innovadoras

Las empresas y todo el conjunto de la sociedad deberán estar en un continuo proceso de aprendizaje, de adaptación y de prueba. La consultora Humannova describe en su libro “Liderazgo e Innovación 2.0” cuatro comportamientos de la empresa innovadora: la orientación a resultados, la adaptación interna, la adaptación al entorno y la adaptación a las personas.

La falta de confianza en el hecho de compartir (fundamental en la llamada “era 2.0”) hace que los líderes sean reacios a innovar. La principal característica de la empresa innovadora debe potenciar no tanto hablar de productos sino de comportamientos. El primer paso de camino al éxito es diseñar una buena estrategia dentro de la empresa de forma que todos los empleados participen, antes de iniciarse en el magistral y delicado arte del Social Business.

Los nuevos profesionales

Las empresas, por tanto, se encuentran en plena búsqueda de profesionales formados que hayan adquirido conocimientos en las materias destacadas – como son el marketing digital, la comunicación online, la internacionalización, simplemente por mencionar algunas – y que sean capaces de adaptarse a las circunstancias de la empresa y del entorno para liderar esta gestión del cambio. La clave está en aprender a gestionar la tecnología aportando valor a las organizaciones.

¿Qué opinas? ¿En qué punto se encuentran las empresas de tu entorno?

Deja un comentario