1000 músicos tocan juntos una canción de Foo Fighters para pedir que la banda actúe en Cesena

En 2014, a Fabio Zaffagnini se le ocurrió una idea realmente emocionante y vertiginosa: crear una iniciativa de participación social para que Foo Fighters tocara en Cesena, su ciudad de menos de 100.000 habitantes.

Idearon el proyecto Rockin1000 y crearon una performance que jamás se había creado antes. Un año de trabajo desde mayo de 2014 cuando surgió la idea loca: “Tenemos que organizar algo que impacte en el mundo entero y pueda llegar a ser visto por Dave Grohl: pediremos a 100 músicos que toquen una de sus canciones, todos juntos y al mismo tiempo”.

Así empezó todo

Rockin’1000 – Romagna Calling the Foo Fighters English subtitled from Rockin’1000 on Vimeo.

Aunque lo intuya, no me quiero imaginar todo el trabajo de todo un año en el que la organización seleccionó a los músicos, uno por uno, mediante vídeos y facilitando tutoriales para el seguimiento de la canción.

El resultado, que veremos a continuación, se gestó en tres días de ensayos para interpretar la canción “Learn to Fly”. Un auténtico movimiento social de los que marcan para toda la vida. Un ejemplo de participación social, de amor, de cultura, de organización y difusión. A mayores, destacan:

*La campaña de crowdfunding con la que recaudaron 45000€ en donaciones para cubrir gastos

*La acción de city branding por la que Cesena será eternamente recordada en el panorama musical y no me quiero creer la fiesta que se va a preparar cuando se confirme la fecha del concierto de Foo Fighters.

*La estrategia de social media marketing en los medios sociales y la proyección con partners tan destacados como la revista Rolling Stone.

 

La actuación

Emotiva, impresionante, espectacular. Más de 15 millones de reproducciones en tres días. Disfruta:

Traduzco el discurso del organizador del sarao, Fabio Zaffagnini:

“Creo que este vídeo va a ser visto por una enorme cantidad de personas de todo el mundo pero, lo cierto es que ha sido concebido para que llegue a tan sólo cinco personas: Chris, Pat, Nate, Taylor y Dave Grohl, los Foo Fighters.

Rockin1000 uno¿Sabéis una cosa? Italia es una nación donde los sueños no son fáciles de cumplir, pero es una tierra de pasión y creatividad; así que lo que hemos hecho hoy aquí es un gran milagro.

He trabajado en este proyecto durante más de un año, despertándome cada mañana pensando en cómo hacerlo realidad, y esto es lo que tenemos: mil personas, mil rockeros venidos de todo el país por su cuenta, y que han llegado para tocar una sola canción, vuestra canción (Learn to Fly).

Nuestra petición es que vosotros, the Foo Fighters, vengáis a tocar a Cesena. Ahora voy a pedir a toda la gente que me rodea que haga un poquito de ruido para vosotros”.

“Nos vemos pronto, Cesena”. La respuesta de Dave Grohl

Call to Action de Hacia Rutas Digitales

Loco, desubicado, iluso, inconsciente… “búscate un trabajo estable”, “tienes tantos proyectos que te pierdes”, “soy incapaz de seguirte la pista”, “a ver cuándo ganas dinero en condiciones”… estos son algunos de los mensajes “de ánimo” que me llegan a diario. Y parece que los voy a seguir necesitando para el proyecto en el que me acabo de embarcar y que hoy te presento.

Desafiando el statu quo, las críticas, la indiferencia, el desconocimiento, el calor del verano, el cansancio, los miedos… este mes de julio llega el intrépido proyecto “Hacia Rutas Digitales”, un viaje social, educativo, cultural, ecológico en bicicleta por Castilla y León con el objetivo de promover la educación digital. Más de 1500 km de recorrido en 1 mes con 30 charlas/encuentros. Será del 28 de junio al 1 de agosto de 2015.

¿Por qué lo haces?

Quiero que se conozca la labor que hacemos en Eduskopia. Creo que vivimos en una sociedad entre indiferente y dormida. Hace falta mucha más concienciación sobre las oportunidades y los retos del siglo XXI: la edad digital no es una opción, es una realidad. Falta educación digital en general y nuestro cometido es dar a conocer el potencial de las nuevas tecnologías a la sociedad. A pesar de que Castilla y León es la 2ª Comunidad Autónoma española con menor cobertura de acceso a Internet, creemos que la mayor brecha digital no está sólo en la conectividad sino en el acceso al conocimiento.

Todo por el desarrollo local de CyL y por el progreso de una sociedad “dormida”. Cada nueva ola de tecnología representa nuevas oportunidades: y hay decenas de miles de personas que no se están enterando y, lo que es peor, no pueden ni tan siquiera elegir ni transmitir el conocimiento.

No quiero “evangelizar” como algunos lo llaman. Quiero hacer que el mundo cambie y para ello primero hay que observarlo. Busco la movilización e implicación de los máximos beneficiarios: los vecinos de las localidades de paso del viaje. Si no tuviese vértigo, no valdría la pena ni intentarlo.

¿Cómo puedes ayudar?

Necesitamos 2800€ para el viaje. Desde 10€ puedes colaborar y te llevas regalitos a cambio. Hemos lanzado una campaña de financiación colectiva en Lánzanos para cubrir la mayoría del presupuesto pero todo apoyo es bienvenido (haz click aquí). Contacta con nosotros en eduskopia @ gmail . com para más información sobre la organización del viaje o lo que consideres oportuno. ¡Gracias por hacer que suceda!

Trabajo dentro de una galería comercial del siglo XIX

El pasado día 21 de enero comencé mi aventura como coworker en La Atómica, un nuevo espacio creativo en Valladolid donde nos hemos instalado con Eduskopia. Dos hermanos, Leticia y Fran Martínez Madroño, son los artífices de este proyecto ubicado en el emblemático Pasaje Gutiérrez de la capital del Pisuerga. Vayamos por partes:

Coworking y La Atómica

La filosofía del coworking parece que ya va calando hondo en Valladolid donde ya contamos con tres destacados espacios en pleno centro de la ciudad. En el caso concreto de La Atómica, se combina el trabajo individual de los coworkers con el intercambio de ideas y proyectos entre los mismos a lo que a veces se suma la opinión de la gente que visita el lugar. Además, se realizan talleres, se exhiben obras de pintura, collage, escultura, etc. cual galería de arte. Por último, este nuevo icono creativo cuenta con una librería especializada en ilustración y fotografía, cuentos infantiles, etc.

 

Pasaje Gutiérrez

Pasaje GutiérrezPara quienes no lo han visitado o no conocen su historia, el Pasaje Gutiérrez es una galería comercial cubierta situada entre las calles Castelar y Fray Luis de León. Fue inaugurada en 1886 y declarada Bien de Interés Cultural en 1998. Este tipo de galerías surgieron en París a raíz de la revolución industrial del siglo XIX. Son edificios que conectan calles y suponen un espacio para el comercio. En este caso el Pasaje comunica las zonas de la Catedral y de la Plaza Mayor. Este dinamismo ha impulsado la creación de cafés y tiendas. Este proyecto es un ejemplo de la arquitectura Beaux-Art que combinan el orden clásico con las modernidades de la época en Europa (cubierta de hierro y teja de vidrio).

La idea de este pasaje era la de crear una elegante zona comercial destinada para la alta y media burguesía vallisoletana. Por desgracia, el pasaje dejó de funcionar y quedó sumido en el “abandono”. Ahora La Atómica y aquellos que nos formamos parte buscamos resucitarlo fomentando el comercio de la zona así como el intercambio de ideas y el tránsito de personas. Fuente: Wikipedia

 

Arte, Cultura, Educación

Desde que abrieron el pasado día 26 de diciembre, en La Atómica se están programando múltiples y variados talleres. Se trata, en definitiva, de ofrecer un espacio para compartir, para crear, para reflexionar y para sentirse a gusto y acogido en pleno corazón de Valladolid ya seas de la capital, de la provincia o de cualquier lugar del mundo.

Ya te iré contando más. De momento te invito a que vengas a descubrirlo.

 

Tuenti, la red social del botellón

Tuenti es la red social española más utilizada en España sobre todo por los jóvenes de 12 a 20 años y en la que también participan los no tan jóvenes de 24 a 32. El número de usuarios registrados está en torno a los 14 millones, 8 de los cuáles son usuarios activos. Además, la crisis y la fuerte penetración de los smartphones en nuestro país han contribuido a que Tuenti se utilice a diario de manera sistemática y compulsiva como sustituto de la llamada telefónica y el SMS (el típico mensaje de pago a través del móvil).

Tuenti me parece una red social fantástica por el sentimiento de marca que generó en un principio, por las posibilidades que tiene y por su gran usabilidad. No obstante, siento un profundo rechazo al uso que le están dando los jóvenes españoles. Se ha convertido en una auténtica “red social del botellón”: un compendio de faltas de ortografía, insultos y amenazas y un sinfín de comentarios contraproducentes y que no aportan nada de valor. Son las mismas conversaciones que tienen días después (o incluso in situ) en un parque a las doce de la noche con un vaso de tubo de plástico, mucho whisky, poca Coca-cola y ni una piedra de hielo. Ahora parece que Twitter ha tomado el mismo camino.

Mientras, los responsables de Tuenti siguen innovando y mejorando la interfaz y las prestaciones. Los creadores de la misma afirman, según sus estudios, que el 78% de los usuarios es mayor de edad. ¿Alguien se lo puede creer? ¿Quién no conoce a algunos de los miles de adolescentes de 13 o 15 años que devoran con los ojos y trituran con los pulgares el aparatito que les destruye lentamente la vida?

Soy usuario en Tuenti desde 2007 y sé perfectamente lo que es perder el tiempo (los jefes de Tuenti lo llaman comunicarse con sus amigos). Además, también estoy convencido de que se puede sacar partido a las redes sociales con otros fines que no sean el de ahorrarse dinero. Me gustaría que todos tuviésemos en cuenta la nueva generación perdida que estamos creando. Los padres y profesores no actúan por desconocimiento (quiero creer) y todos los demás por desinterés. Ha llegado la hora de aprovechar el potencial de los medios sociales para evolucionar, para compartir conocimiento y nuevas experiencias, para generar cambio y ofrecer oportunidades. La juventud no puede actuar sola porque nadie les ha enseñado a usar las redes sociales de manera distinta. Por suerte, ya existen muchas asociaciones, comunidades y profesionales valientes como Jorge Yepes (especialista en Digital Learning) o Foro Generaciones Interactivas que se han dado cuenta de los peligros y el desaprovechamiento del poder que tienen las nuevas tecnologías.

No quisiera extenderme demasiado dado que esta cuestión es motivo de tesis doctoral y Master en Psicología del siglo XXI. El mensaje está más que claro: la brecha entre generaciones se está haciendo abismal y es un riesgo que no debemos correr. La sociedad está evolucionando (que no progresando) rápidamente y la responsabilidad y la obligación de adaptarse a los cambios es, primordialmente, un asunto de adultos.