Tag Archives: despoblación

#4Gatos, cuando la “España vacía” se moviliza contra la despoblación

Los pasados días 17, 18 y 19 de agosto de 2017 se celebró “4 Gatos”, el primer Festival contra la Despoblación organizado por el Ayuntamiento de San Pelayo en la provincia de Valladolid (España). Acudí y colaboré en la primera jornada que abordó una mesa redonda sobre esta temática.

Sentía que debía publicar este artículo en mi blog personal y no en el de Eduskopia aunque sí vamos a recomendar, al final, publicaciones interesantes que están en dicha plataforma. Como también recomendamos la I Feria Nacional para la Repoblación de la España Vacía que tendrá lugar en Soria el próximo mes de noviembre. Ya está en nuestra agenda desde hace semanas (http://www.repoblacion.es/).

San Pelayo y el festival “4 Gatos”

San Pelayo era uno de esos pueblos “condenados a morir” (ver este vídeo-reportaje): unos 50 habitantes, sin bar, sin parque, sin niños, sin recursos, sin actividad. En los dos últimos años, gracias al liderazgo de su joven alcaldesa Virginia Hernández y al respaldo de los vecinos, el pueblo ha dado un vuelco promoviendo numerosas iniciativas de índole social, educativo y cultural.

El Ayuntamiento de San Pelayo pretende, con este Festival, poner en evidencia tanto la situación actual del medio rural como sus posibilidades y fortalezas. Además de ser capaz de dinamizar la vida de sus vecinos y convertirlos en sujetos activos de su realidad en contra de la visión predominante de apatía. Al final del artículo tienes el cartel con todas las actividades de esta primera edición.

Mesa redonda: la despoblación desde la despoblación

La despoblación parece un concepto moderno cuando en realidad se lleva produciendo desde hace varias décadas cuando la industrialización y el capitalismo provocaron el éxodo a las ciudades. En torno a 1950 se inició en España un éxodo de los pueblos a las ciudades. En la actualidad, para que te hagas una idea, en 14 provincias españolas, más del 80% de los municipios no pasan de mil empadronados.

Acudí a la mesa redonda en la que pudimos reflexionar sobre este fenómeno y debatir sobre las amenazas y oportunidades del futuro. ¿Es reversible la despoblación? Saber qué pasará en los próximos 15-20 años (cuando los niños de hoy sean adultos) no es fácil de adivinar. En realidad no encontramos una respuesta definitiva. Lo cierto es que muchos de los asistentes culparon a las administraciones de abandonar al mundo rural a su suerte. Otros hicieron la comparativa entre vivir en la ciudad o en el campo y casi todo el debate, a mi juicio, giró más en temas políticos y presupuestarios en lugar de pensar en qué podíamos hacer los presentes para cambiarlo.

Festival-4gatos-despoblacion-SanPelayo-Virginia-Hernandez

La visión de Lisandro Caravaca

Pesimismo, búsqueda de culpables, excusas… se antojaba complicado sacar alguna conclusión positiva de la mesa redonda así que decidí escribir un post con alguna valoración personal por si a alguien le resulta interesante y/o útil.

No hay nada como los estereotipos que marcan como el que porta un yugo y a veces sentencian: siempre se ha asociado a los habitantes de los pueblos como los incultos y desubicados, ¿o no?. ¡Ahora todo eso ha cambiado y mucho más que puede cambiar si se desea! Se puede estudiar una carrera universitaria y todo tipo de formación online y desarrollar un trabajo desde casa (pongamos que de diseñador gráfico o diseñador web); un muchacho de 19 años a quien no se le dan bien los estudios puede convertirse en uno de los mejores guitarristas de rock de su región y vivir de ello sin haber ido al conservatorio de música, aprendiendo de forma autodidacta a través de YouTube; un chaval de 24 años se puede ganar la vida como comentarista de partidas de videojuegos a través de Twitch; una familia –Huertea– puede poner en marcha un negocio de huertos ecológicos que vende a los habitantes de las ciudades quienes pueden elegir y controlar a través de Internet su parcela de tierra y cómo avanza su cosecha; una mujer puede haber estudiado en la ciudad y desarrollado su carrera profesional en Madrid para luego regresar a su aldea natal en Cantabria y emprender un negocio de turismo rural con sus hermanos y aplicar todo lo aprendido: la Posada de Cucayo. Estos son algunos ejemplos de gente estupenda de pueblo. ¿Hay o no hay esperanza?

Creo firmemente en que se puede combatir la despoblación pero trabajando y actuando de manera diferente a como lo venimos haciendo. Ya sabes: si buscas resultados distintos no sigas haciendo lo mismo. Una vez que contamos con la mentalidad y la actitud adecuadas -es lo más complicado pero en este caso lo vamos a dar por supuesto- considero que hacen falta al menos 3 elementos: información, comunicación y cooperación.

Si en el siglo XX el éxodo vino principalmente producido por la industrialización, ahora estamos en la era del conocimiento que abre otro abanico de oportunidades. La evolución demográfica vaticina unas estadísticas dramáticas para los pueblos pero… ¡aquí estamos para cambiar el curso de la Historia! ¿o no? Es vital subirse al carro de la revolución digital y aprender a detectar y a sacar partido a Internet que nos permite conseguir objetivos en cualquier momento, en cualquier lugar y con cualquier persona. Hoy en día, una tienda de electrodomésticos de pueblo puede poner un precio más barato que el mercado y publicitar sus productos en Amazon y alterar toda la estrategia comercial de las grandes superficies del país. Es cierto que habrá cierta carencia de servicios pero también han mejorado las comunicaciones, la infraestructura de transporte, etc. Si nos ceñimos a los 3 ingredientes antes mencionados podemos detallar lo siguiente:

  1. La información es necesaria para poder convertirla en conocimiento y tomar mejores decisiones.
  2. La comunicación es necesaria de manera que se pueda intercambiar dicho conocimiento y gestionarlo así como para establecer alianzas.
  3. La cooperación es necesaria cuando se comparte un mismo objetivo para transformar la información y la comunicación en buenos resultados para una o varias comunidades que buscan el bien común.

Para concluir, creo sinceramente que el futuro pasa por la gente que genera su propio trabajo, crea e impulsa sus proyectos y coopera con los demás para aportar valor y hacerse más fuertes, como hace por ejemplo La Exclusiva, que realiza rutas de reparto por las provincias de Soria y Burgos (hasta la fecha) cubriendo las necesidades básicas de sus habitantes sin ningún coste añadido y sin necesidad de desplazarse de su domicilio.

Aprovecho para dar la enhorabuena a San Pelayo y espero que el movimiento #4Gatos tenga una larga y fructífera vida y sirva para crear más espacios de encuentro físicos y virtuales, ya sea una comunidad online o una plataforma vecinal para compartir ideas, proyectos e inquietudes y movilizarse para ponerlas en práctica.

Artículos recomendados:

7 ideas para promocionar tu pueblo. Leer aquí.

Ascaso y la magia de la cultura en una microaldea de Huesca. Leer aquí.

Photo Credits: 4 Gatos

Festival-4gatos-despoblacion-SanPelayo