Tag Archives: ideas

El síndrome de los nuevos proyectos, segunda parte

Han pasado casi dos años desde que asumí que tengo el autodenominado “síndrome de los nuevos proyectos”. Hoy, a punto de cumplir los 27, y tras impartir mi primera conferencia en Crea Network (evento que acoge la Agencia de Innovación del Ayto de Valladolid) sobre mi trayectoria profesional como emprendedor, he decidido publicar una segunda parte sobre el tema. ¿Leíste la primera parte?

El síndrome en mi vida

Esta más que claro que me lío yo solo y me dejo liar por otros (en el buen sentido) para trabajar en torno a proyectos ilusionantes con un impacto a corto o medio plazo. Y también soy de los que sabe que está en una etapa de aprendizaje continuo y que ahora es el mejor momento para probar e intentar cosas nuevas que vayan forjando mi personalidad y mi bagaje profesional. Veamos una actualización de los proyectos que he planteado en los últimos tiempos:

A los 25…

logo sportsphiliaSportsphilia fue una empresa especializada en generar negocio para las marcas deportivas en los entornos digitales proyectando la trayectoria del cliente. Apenas duró un año. Más información aquí.

tuAppbogado (colaboré desde su fundación pero no tuve la idea inicial) es una plataforma digital donde podrás contactar de manera fácil y confidencial con abogados especialistas de tu zona planteando tu caso online. Más información aquí.

Guía sobre estrategia de contenido para bloggers: Publiqué una guía útil para mi propio trabajo y que también sirviese de referencia para todas aquellas personas que escriben en Internet pero no siempre saben dinamizarlo como les gustaría. Más información aquí.

Hacia Rutas Digitales: un viaje por Castilla y León en bicicleta para promover la educación digital. Más información aquí.

TrotaVillamarciel 2015, una carrera solidaria en mi pueblo para recaudar fondos para la investigación contra el cáncer. Más información aquí.

No Internet Week Experiment: La semana del 10 al 17 de agosto desconecté de Internet para conectar conmigo mismo. Lancé este experimento aprovechando la semana de vacaciones que había consensuado con un cliente y conmigo mismo con respecto a los diferentes proyectos que tenía en marcha. Sabía que tan sólo sería una prueba, nada radical ni del todo especial. Más información aquí.

KmporAimar es un proyecto social para recaudar fondos y seguir consiguiendo que Aimar tenga una mejor calidad de vida. Y también para dar visibilidad a la nefasta actuación de la Administración con los recortes de la Ley de Dependencia y la falta de apoyo en las ayudas por desplazamiento, manutención, accesibilidad, etc. Más información aquí.

A los 26…

Digital Diet Weekend: es un programa de ocio, turismo y formación diseñado para reconsiderar el uso que hacemos de Internet en nuestro día a día. Más información aquí.

Guía sobre estrategia de marca personal: Esta guía es un documento de 45 páginas esencialmente práctico sobre el caso de la estrategia de reposicionamiento de marca personal de Lisandro Caravaca, es decir el que escribe. Más información aquí.

Boost My Progress: proyecto vital, aún en fase de desarrollo. De vez en cuando publico mensajes en las redes sociales con la etiqueta #BoostMyProgress.

Training Camp: propuesta de campamento de emprendimiento que diseñamos para fomentar la actitud emprendedora de los adolescentes. Más información aquí.

Café Smart (colaboro desde su fundación pero no tuve la idea inicial). El “Café Smart Citizen” o “Café Smart” es una comunidad multidisciplinar de personas implicada en la cocreación de la ciudad desde la innovación ciudadana. Nos reunimos en eventos mensuales donde compartimos conocimientos e ideas entre el grupo y con ayuda de expertos. Más información aquí. Vamos poquito a poco desarrollando contenidos.

Inbox Mobile (colaboro en su comercialización pero no tuve la idea inicial): Eduskopia firmó un acuerdo de colaboración con Inbox Mobile (del Grupo Singular Media) como aliado estratégico para la distribución de aplicaciones móviles (apps) para municipios, organizaciones, centros y empresas de Castilla y León. Más información aquí.

 

A los 27…

Aún no puedo escribir sobre ello porque todavía me faltan unos días para cumplirlos. No obstante, también hay más proyectos sobre los que he trabajado pero que prefiero no contarte y no es por miedo a que copies mis ideas, al contrario, ojalá te pongas en contacto conmigo para colaborar y desarrollarlas juntos. Nada me haría más ilusión que una colaboración win-win. De hecho, la “colaboración” es una de mis tres palabras del año 2016 ;).

Cylicon Valley Network, un movimiento emprendedor en Castilla y León

Mucho se ha escrito sobre liderazgo, sobre emprendimiento, sobre comunidades, sobre cómo empezar un movimiento y, por supuesto, sobre Silicon Valley. Hace seis meses que me vengo haciendo algunas preguntas… ¿Y qué pasaría si estos conceptos se fusionaran en uno nuevo completamente diferente? Lo denomino Cylicon Valley Network, un movimiento emprendedor en Castilla y León (CyL).

Sí, ya sé que ya habrá algunos agoreros que comenzarán a mascullar críticas contra cualquier atisbo de réplica del mítico valle californiano. Pero no es cuestión del qué ni el dónde sino del cómo y el para qué. No hay necesidad alguna de compararse; al contrario, cada región debe potenciar lo que tiene ya sea energías renovables, automoción, innovación e ingeniería informática, etc.

Welcome to Cylicon Valley Network

Cylicon Valley aspira a ser un movimiento emprendedor regional, una filosofía, un ecosistema que está por encima de todo interés particular y que, a la larga, afectaría a prácticamente todos los sectores de la región. Se podrían generar sinergias locales, regionales, nacionales e internacionales. Completamente apolítico.

El nombre “Cylicon Valley” provienen de una comunidad independiente de programadores a quienes no quitamos el mérito ni la “soberanía” del nombre. No creemos que debiera haber conflicto, pues esta Comunidad formaría parte del ecosistema de manera absolutamente natural.

¿Cuál es el planteamiento?

Recoge el testigo

Credits: Flickr N. Hung Vu

Este proyecto podría adquirir dimensiones impredecibles. Potenciará y acelerará cada iniciativa de la región. Se pretende generar un sentimiento de identidad propia y de pertenencia (el procomún) en base a unos códigos de conducta.

¿Cómo se constituye?

Elaboraremos un Manifiesto y una recogida de firmas de empresas que se adhieren al movimiento que ellas mismas deben liderar. Es una declaración de intenciones, un escrito simbólico. También se deberá elaborar un manual de uso de la marca.

¿Quién lo promovería y dinamizaría?

Lo concebimos como un todo. Una marca que marca por sí sola. Una identidad bajo la que se amparan unos códigos. Se podrían aprovechar los grupos de LinkedIn ya creados, para empezar. En realidad, este movimiento supera todo proyecto y engloba a emprendedores y startups. También se sugiere crear una landing page con la información básica del movimiento y datos de contacto de los impulsores.

Una tribu es un grupo de personas conectadas las unas con las otras, conectadas con un líder, y conectadas con una idea”. Tribes, Seth Godin

¿Cómo se procede?

1º Identificar influencers y personas “tractoras” de Castilla y León por provincias

2º Crear un grupo de personas “tractoras” para impulsar el proyecto desde el inicio. Influencers de cada ciudad e invitados nacionales,

3º Convocar el Primer Encuentro de Emprendedores de Cylicon Valley Network para la elaboración del Manifiesto y un brainstorming de qué queremos que sea.

Esto no va a ser fácil

Esto no va a ser fácil. He notado que en Castilla y León la colaboración y el espíritu de superación brillan por su ausencia. Las empresas viven al día, enfrascadas en la lucha por la supervivencia y sin pensar en proyectos que les saquen de su zona de confort. Esto es un error con matices. Deberíamos pensar a medio y largo plazo y construir juntos la hoja de ruta que queremos para nuestra región, para nuestras empresas, y en definitiva para nuestra sociedad.

Este documento preliminar necesita una fase de desarrollo. Ya he puesto la primera piedra. Espero vuestra colaboración. ¿Quién se apunta?

Bienvenidos a Cylicon Valley Network.

Seguimos…

 

7 Cómo escribir el post ideal

Salu2.0s y bienvenid@ al séptimo envío de la Guía sobre estrategia de contenidos para bloggers.

Ya desgranamos en los envíos cuarto y quinto un decálogo de aspectos que deberías tener en cuenta para elaborar la estrategia de contenidos para tu blog; y en el sexto envío tuvimos como bloguera invitada (guest blogger) a una buena amiga como es Virginia López. En esta séptima entrega me gustaría aportar algunas ideas sobre cómo escribir el post ideal para tu blog. Espero que te resulten de utilidad para tu espacio.

Escribir es un arte. De eso no cabe duda. Como también está sobradamente claro que, aunque escribas, no significa que seas un artista. Pero, ¿a qué tipo de arte nos referimos? Y, volviendo a la idea central, ¿de dónde sacamos la inspiración para escribir el post ideal?, como decía Picasso, “la inspiración existe pero tiene que encontrarte trabajando”. Y por eso me he puesto “manos a la obra” leyendo y reflexionando sobre blogs, creatividad, escritura, etc. Acto seguido comparto contigo mis ideas:

Muchos dicen que “el post ideal” tiene que superar las 300 palabras, que el título debe ser sugerente, breve y a la vez explicativo; que el párrafo introductorio debe enganchar y explicar lo que viene a continuación; que los párrafos deben ser cortos y a ser posible, si el texto es largo, divididos en varios epígrafes con sus correspondientes subtítulos; los entendidos también aseguran que el lector debe poder escanear el documento de un vistazo (eso es lo que hacemos todos antes de decidir si nos interesa el post o no) y que para ello deberemos destacar en negrita los conceptos más destacados de cada epígrafe. Huelga decir que una correcta ortografía es un requisito indispensable para ser un buen bloguero. Se te puede escapar muy de vez en cuando una tilde, pero teniendo correctores automáticos y la oportunidad de revisar el texto, no hay justificaciones que valgan.

Algunos prefieren estructurar su publicación en listas (“las 10 claves para escribir el post ideal”) o utilizando el formato “solución” a través del cual todos buscamos en Google (“cómo escribir el post ideal que salvará tu matrimonio”). Además, se considera de vital importancia incluir una foto o vídeo complementario breve para darle mayor dinamismo al contenido y para conseguir que el usuario permanezca en el sitio el mayor tiempo posible.

Asimismo, los enlaces a otras publicaciones propias y/o ajenas, las sugerencias de otros posts destacados, etc. son esenciales siempre que aporten valor, para que el usuario pueda navegar por tu blog y facilitarle las cosas para seguir investigando si es que le interesa. Por último, a veces está bien incluir citas y cerrar el artículo invitando a los lectores a reflexionar con una pregunta.

Estas son, a grandes rasgos, mis ideas. Y tú, ¿cómo imaginas que sería el post ideal? ¿te atreverías a escribirlo?

Puedes completar la lectura con este post de Superyuppies, y también el artículo de José Facchin sobre “Cómo obtener ideas para los contenidos de mi blog”.

 

Mis 3 palabras para 2015

Termina 2014, una etapa apasionante por el recorrido a la par que complicada por los resultados. Es el momento de hacer balance del año y una de las maneras que he escogido es comprobar si las tres palabras que seleccioné hace 365 días para poner rumbo a mis ideas fueron las apropiadas. Lo hago motivado principalmente por un gran colega como Isra García, quien a su vez tomó la idea de Chris Brogan. La iniciativa consiste en fijar tres conceptos que servirán de foco para cumplir tus propósitos durante todo el año. Éstas deben contener cierto grado de significado e implicación en tu vida.

Y volviendo a las “3 palabras para 2014” yo diría que sí han servido de foco, pues “a toro pasado” me identifico con ellas y lo puedo demostrar:

*Actitud: persistencia, predisposición, saber ceder cuando hay que hacerlo, escuchar y tratar de ayudar en la medida de lo posible para impulsar las ideas de los demás. Creo haberlo cumplido.

*Solidaridad: un claro ejemplo son los proyectos de Taponea y Ultratorozos (vídeo).

*Conexiones: he disfrutado mucho “tejiendo redes” y lo realizo prácticamente a diario. Algunas han fructificado en las iniciativas que hemos lanzado en 2014 y otras son la semilla para el futuro.

Coincido con otro colega como es Óscar Valdelvira cuando dice: “pocas cosas me han salido bien y muchas mal, pero de todas he aprendido”. Mi padre, por su parte, también tiene una interesante reflexión que viene al caso: “hay que perder para ganar, pero sin acostumbrarse a perder”.

Mis 3 palabras para 2015

Ahora, al igual que hice a finales del año pasado, es momento de pensar en mis tres palabras para 2015. Tras meditarlo durante un tiempo y tratar de alejarme de tópicos, me decanto por las siguientes:

*Crear: seguir creando ideas, contenidos y proyectos me da la vida. También es un pilar importante en mi desarrollo personal y profesional.

*Crecer: como persona, como profesional, como deportista. Como persona quiero ser más maduro y más vulnerable; como profesional quiero fortalecer mi marca personal, producir más ingresos y establecer vínculos comerciales más duraderos; como deportista quiero encontrar la compensación física y cumplir mis pequeños retos para este año.

*Cambiar: debo cambiar por dentro y por fuera. Tengo que aprender mucho y más rápido para adaptarme. Tengo que aprender a comunicar mejor si quiero vender y a vender si luego quiero comunicar.

Esta es una manera muy sintética -quizás algo simplona- de plasmar por escrito mis ideas. Te invito a continuar con este interesantísimo planteamiento iniciado por Isra. ¿Cuáles son tus conceptos clave? Utiliza #3palabras2015 para comentarlo y/o compartirlo en redes sociales.

Fuente imagen: ticbeat.com

El síndrome de los nuevos proyectos

Hola. Soy Lisandro. Tengo 25 años y tengo el síndrome de los nuevos proyectos. Es una nueva patología considerablemente inexplicable para muchos; se desconoce su origen y su tratamiento aún está en proceso de investigación.

En el diagnóstico clínico aparece que este síndrome NO tiene cura y según los distintos niveles de riesgo puede llegar a ser letal. Afecta indistintamente a varones y mujeres de cualquier edad que reúnen una serie de cualidades tales como la pasión, generosidad, curiosidad y multireincidencia (sugerencias de un gran amigo como Fernando Burgos, @ditelnet). Se desconoce el origen de esta enfermedad mas podría ser muy antiguo, incluso prehistórico dada la sintomatología. Se sabe que el síndrome es poco contagioso y que se transmite a través de las emociones. La mayoría de la población podría ser completamente inmune.

La sintomatología es variada, sin aparentes secuelas físicas, pero las psíquicas sí son reseñables: vértigo por momentos, picos de adrenalina, frecuentes cambios de humor, aversión al pesimismo, etc.

Hay distintos tipos de emprendedores e innovadores y este síndrome no tiene por qué afectarles a todos. En mi caso, brota cuando tengo una idea o alguien me propone algo, de primeras soy incapaz de decirle que “no”. Lo bueno de todo esto es que, normalmente, es la otra parte la que no pone todo de su parte o desiste primero, entonces no me deja mal parado. Creo que sólo he tenido que renunciar una vez. Os aseguro que el proceso de toma de decisiones es doloroso.

Tengo una carpeta de “nuevos proyectos” en el ordenador con un montón de ideas esbozadas en documentos. Generalmente abro un documento en Word, anoto una idea, le pongo un título y, según el caso, la desarrollo un poco, mucho o nada.

Muchos dicen que no hay que perder el foco, y es cierto, no siempre lo hago. Otros dicen que el que mucho abarca poco aprieta (esto lo suelen decir los teóricos del “no”, los que no hacen nada y a quienes cualquier cambio les parece imposible). Lo que pocos saben es que “creer” y “crear” sólo están a una letra de distancia. Y si crees, ten por seguro que puedes hacer que suceda. Como decía Víctor Hugo, “no hay nada más poderoso que una idea cuyo momento ha llegado”.

Ahora bien, siempre hay factores que no están en la portada de los diarios como son el espíritu de equipo y la cooperación, los valores, la solidaridad, la toma de decisiones, la actitud… y que siempre debemos tener presentes en mayor o menor medida.

El síndrome en mi vida

A continuación resumo los proyectos que en algún momento tuvieron repercusión en mi vida. Quedan excluidas todas las ideas –que son muchas- que por distintos motivos no se materializaron así como las aportaciones que realicé para terceros.

Antes de los 18 años: varias acciones que no recuerdo del todo bien (un mercadillo de pulseras, manualidades y objetos de segunda mano; unas pruebas deportivas con los chicos del pueblo…)

A los 19 años: Sin tener moto -a pesar de mi amor por esos “bichos”- creé un club de moteros en mi pueblo, los “Sex Pistons” y me nombraron presidente. Vaya “papeleta” que aún se me recuerda porque aún sigo sin moto.

A los 20 años: La Raqueta y la Pluma, mi segundo blog, donde quería crear contenidos en torno al mundo del tenis al que seguía vinculado…

A los 22 años: Terminé la Universidad y mi primera salida profesional fue “Traducción & Social Media”. Con el auge de la comunicación 2.0, opté por combinar mis estudios para ofrecer servicios profesionales a empresas. Creé un blog que cerré con 75 entradas.

Fue nada más terminar la universidad cuando empecé a impregnarme de la filosofía “mapmaker”. A hacer más que a decir. A tomar las riendas y a dibujar mi mapa. A ser capaz de crear cambio dentro que impactara fuera. (Os recomiendo este espacio: http://mapmakers.es)

A los 23 años: Eduskopia (y todo lo que engloba), Plataforma Taponea (y antes Tapones para Aimar).

A los 24 años: UltraTorozos (y todo lo que engloba), el viaje de investigación a Colombia, los dos libros, Actitudes 2.0 en España.

A los 25 años: Sportsphilia, y los que están por venir…

He aprendido mucho desde entonces y lo que sí tengo claro es que seguimos en estado de “beta permanente”, en modo #replanning, con la expectativa de que algo pasará. Porque en definitiva, nada cambia si tú no cambias nada. El futuro se crea en el presente.

Imagen: ripplemdk