Mis 3 palabras para 2018

Como quien no quiere la cosa, llegamos al final del año 2017. Un año algo complicado y con muchos quebraderos de cabeza. Es hora de hacer balance, porque quien no mira atrás, no puede progresar. Ya son cinco años consecutivos reflexionando sobre el trabajo realizado durante el año y, sobre todo, sentando las bases para el futuro inmediato a través de tres conceptos que sirven de eje para cumplir mis propósitos durante los meses venideros. Estos conceptos deben contener cierto grado de significado e implicación en tu vida y, puesto que estás haciendo un trabajo de introspección y de proyección, más vale que te lo tomes en serio si quieres que tengan algún efecto o resultado. Pero antes de hablar de 2018, haremos el protocolario repaso de años anteriores:

En 2014, mis tres palabras fueron: Actitud, solidaridad y conexiones. Leer aquí.

En 2015, mis tres palabras fueron crear, crecer y cambiar. Leer aquí.

En 2016, mis tres palabras fueron: convencer(me), colaborar y progresar. Leer aquí.

En 2017, mis tres palabras fueron: foco, pasión, oportunidad. Leer aquí.

 

Mis 3 palabras para 2018

Mis tres palabras para 2018 son “foco”, “crecimiento” y “juventud”.

Foco

Sí, repito. No tienen por qué ser conceptos diferentes cada año sino aquellos que verdaderamente representan algo concreto y significan un compromiso contigo mismo. Confío y me propongo hacerlo mucho mejor que en 2017. Para mí, “poner el foco” consiste en centrarse en una tarea, en un solo proyecto, y entregarte en cuerpo y alma. Y creo que esta vez lo voy a lograr. La dispersión me ha jugado muy malas pasadas así que no cabe duda de que este primer concepto es trascendental, vital diría yo.

Crecimiento

¿Qué crece? Crecen las semillas, los árboles, las personas, los contactos, las ciudades, los animales, ¡las neuronas! Pero también la esperanza, el conocimiento, la pasión, etc. En esta carrera de fondo sigo tratando de evolucionar y buscando un equilibrio entre el desarrollo personal y el profesional. “Crecer” es un concepto precioso pero debe ir acompañado de significados y, principalmente, de hechos. Ha llegado la hora de buscar nuevos horizontes, de saciar esas ganas locas por conectar con los demás, por seguir creando y aprendiendo. Quiero dar la mejor versión de mí mismo.

Juventud

Hace varias semanas que le doy vueltas a este concepto, lo que representa, y las distintas interpretaciones que hace la sociedad. Porque… ¿a quién consideras tú gente joven? ¿La juventud es cuestión de edad? Tengo 28 años y medio, ¿sigo siendo joven? He llegado a la conclusión de que no importa la edad sino el espíritu, la actitud. El espíritu joven viene determinado por la actitud con la que afrontas las situaciones de la vida. Para mí, “una persona joven es aquella que mira al futuro con optimismo”.

Aquí están mis 3 palabras para 2018. Me las voy a tatuar en la frente. Yo sé que “nada empieza si tú no empiezas nada” así que vamos a ello, como siempre. Soplan vientos de cambio.

¿Cuáles son las tuyas? Comparte en redes sociales con #3palabras2018.

Mis tres palabras para 2017

No he empezado demasiado animado que digamos este 2017 y casi me olvido de la tradición de publicar “mis tres palabras” del año que sirvan para fijar conceptos a modo de guía para cumplir nuestros propósitos durante todo el año. Estos conceptos, sin duda, hacen referencia a sensaciones y reflexiones recientes o que ya se vienen produciendo desde hace tiempo. Al mismo tiempo, el hecho de publicarlo cada año permite analizar y evaluar qué tal te ha ido y si eran las tres palabras acertadas o no…

En 2014, mis tres palabras fueron: Actitud, solidaridad y conexiones. Leer aquí.

En 2015, mis tres palabras fueron crear, crecer y cambiar. Leer aquí.

En 2016, mis tres palabras fueron: convencer(me), colaborar y progresar. Leer aquí.

En 2017…

Mis 3 palabras para 2017

Foco

+

Pasión

+

Oportunidad

Tengo claro que estas son mis 3 palabras para 2017. Ahora tengo que terminar de interiorizar mis estrategias y planteamientos de cara a descubrir cómo quiero convertir las palabras en acción para hacer que suceda. Seguiremos informando.

¿Cuáles son tus palabras para 2017? Comparte en redes sociales con #3palabras2017

Mesa redonda sobre Traducción y Emprendimiento en la Universidad Europea

Ayer, 20 de septiembre de 2016, tuve el privilegio de participar en una mesa redonda de exalumnos (alumni) emprendedores de la carrera de Traducción e Interpretación de la Universidad Europea (campus de Madrid).

Compartí mesa con dos compañeras y un moderador de excepción: Gabriel Cabrera (@tuitsdegabriel) traductor e intérprete que moderó el acto, Irene Santos (@irenesantosb) Scout Manager en AGM Sports; Ana Peñuelas (@APCTranslations), traductora autónoma. Mi compañero de promoción, Daniel Jaenes, nos mandó un vídeo desde Bali, lugar donde regenta Nusahti, su agencia de viajes. Aprovecho este momento para agradecer la invitación a la organizadora Celia Rico y la asistencia a todos los profesores que nos acompañaron (Paola, Elke, Gala, Esther, Fernando, Mark…).

A continuación resumo los temas y respondo a las cuestiones que dieron lugar al debate:

¿Qué hago cuando termine la universidad?

Para mí esa es la pregunta que ojalá nunca tengas que hacerte. Lo ideal sería que fueses descubriendo durante el viaje universitario tu vocación, lo que te hace diferente, lo que te apasiona. Esta duda trascendental fue, sin duda, la más recurrente del acto y seguro que de los años de estudio en la facultad.

¿Debería especializarme? ¿estudiar un máster?

Los cuatro de la mesa coincidimos en que no es recomendable cursar una especialización nada más terminar la carrera, “lo suyo es foguearse un poco en el terreno profesional” antes de decidirse por otro ciclo académico. Yo, por mi parte, recomendé que “cada uno se especializara en conocerse mejor a si mismo“, algo fundamental en el desarrollo de cualquier persona.

¿Cuál fue tu mayor error?

Personalmente, comenté que me hubiese gustado vivir cada momento con más intensidad y atención plena en la actividad que estuviera realizando en cada rato. Son épocas irrepetibles.

¿Cuál fue el mejor momento o etapa?

El primer año de carrera, lo descubres todo y hay un poco de “rienda suelta”. El segundo año, me fui de Erasmus a Cambridge (Reino Unido) y creo que lo aproveché bastante bien.

¿Cuánto tardaste en encontrar el camino a seguir?

En mi caso, ocurrió a los seis meses de terminar aproximadamente. Fui a un congreso sobre comunicación digital y redes sociales en la empresa y aquello me apasionó. Busqué y cursé un postgrado en Community Management, hice prácticas durante 6 meses en una Agencia de Comunicación y RRPP de Madrid y desde entonces sabía que algo relacionado con aquello era lo que me gustaría hacer.

¿Hay alguna experiencia que destacarías de tu paso por la Universidad?

Tengo mala memoria pero hay cosas que no se olvidan… y otras que no se deben contar en público jejej. Me gustaron las asignaturas de Libre Elección (árabe, Historia del Rock, Historia de EEUU). También las prácticas profesionales (colaboré con al menos dos proyectos a través de la universidad: UNICEF y Médicos del Mundo) y por supuesto el año de Erasmus.

¿Nos puedes dar algún consejo para los estudiantes que empiezan ahora en el grado?

Os tenéis que ver como “profesionales en potencia” más que como estudiantes. Con pensar en hacer la carrera no es suficiente, debéis empezar a preocuparos por vuestra estrategia de marca personal, por la reputación digital, por el aprendizaje no formal, por establecer contactos y relaciones laborales, por colaborar y ayudar a los demás en lo que se pueda, etc. En cualquier caso, haced lo que os guste, este consejo final es un requisito fundamental.

¿Cuáles son las cualidades más importantes que deben resaltar en una persona emprendedora?

En mi opinión hay varias… la pasión, la perseverancia, la visión estratégica (con sus respectivas metas), la tolerancia al fracaso y gestión del miedo, la capacidad para pivotar, la autoformación, la colaboración, el equilibrio en la vida personal, familiar, física, mental, laboral, el conocimiento de distintas áreas de gestión…

¿Te has quedado con dudas? Sirva este espacio para comentar y reflexionar sobre todos aquellos temas que te preocupen y/o interesen relacionados con la universidad-empresa. ¡Suerte y ánimo!

lisandro-caravaca-traduccion-y-emprendedores-universidad-europea

Photo credits: Gabriel Cabrera

Imagen destacada: Europeamedia

Mis tres palabras para 2016

Ponemos punto y final al año 2015 y comienza 2016, un año que intuyo que va a ser muy bueno (a poco que mejore la cosa… ya será mejor que el anterior jejeje).

Al igual que el año pasado, retomo la iniciativa “mis tres palabras” para fijar tres conceptos que servirán de foco para cumplir nuestros propósitos durante todo el año. Estos conceptos deben contener cierto grado de significado e implicación en tu vida y para ello debes reflexionar un poco y no tomar decisiones a la ligera.

En 2014, mis tres palabras fueron: Actitud, solidaridad y conexiones. Leer aquí.

En 2015, mis tres palabras fueron crear, crecer y cambiar. Leer aquí.

En 2016…

Mis tres palabras para 2016

Convencer (me): debo convencer a mis clientes, socios, colaboradores, etc. de que soy la persona adecuada para confiar sus proyectos profesionales y que no les fallaré. Esto debería producirse todos los días del año y todos los años de tu vida, pero no está de más que lo plasme por escrito para tenerlo todavía más en cuenta.

Al mismo tiempo, debo ser fuerte y seguir luchando por mis sueños pero, principalmente, convencerme de que puedo seguir desarrollando una dinámica de trabajo positiva y ascendente.

Colaborar: dada la magnitud de los proyectos en los que estoy inmerso, la colaboración será un pilar fundamental para el progreso. En dichas colaboraciones hay que buscar siempre el equilibrio y que ambas partes salgan beneficiadas (win-win).

Progresar: Progresar es “ir hacia delante”, es crecer, mejorar, madurar, ser más organizado, más incisivo, más sabio… Esto, evidentemente, no es teoría; lo van dando los años, la experiencia, las vivencias, etc.

Ya habrás visto que no he dado demasiados detalles. Me los reservo. Ahora viene la magia: terminar de interiorizar los planteamientos y convertir las palabras en acción para hacer que suceda.

¿Cuáles son tus palabras para 2016? ¡Felices Fiestas!

Photo Credits: Business2Community

Mis 3 palabras para 2015

Termina 2014, una etapa apasionante por el recorrido a la par que complicada por los resultados. Es el momento de hacer balance del año y una de las maneras que he escogido es comprobar si las tres palabras que seleccioné hace 365 días para poner rumbo a mis ideas fueron las apropiadas. Lo hago motivado principalmente por un gran colega como Isra García, quien a su vez tomó la idea de Chris Brogan. La iniciativa consiste en fijar tres conceptos que servirán de foco para cumplir tus propósitos durante todo el año. Éstas deben contener cierto grado de significado e implicación en tu vida.

Y volviendo a las “3 palabras para 2014” yo diría que sí han servido de foco, pues “a toro pasado” me identifico con ellas y lo puedo demostrar:

*Actitud: persistencia, predisposición, saber ceder cuando hay que hacerlo, escuchar y tratar de ayudar en la medida de lo posible para impulsar las ideas de los demás. Creo haberlo cumplido.

*Solidaridad: un claro ejemplo son los proyectos de Taponea y Ultratorozos (vídeo).

*Conexiones: he disfrutado mucho “tejiendo redes” y lo realizo prácticamente a diario. Algunas han fructificado en las iniciativas que hemos lanzado en 2014 y otras son la semilla para el futuro.

Coincido con otro colega como es Óscar Valdelvira cuando dice: “pocas cosas me han salido bien y muchas mal, pero de todas he aprendido”. Mi padre, por su parte, también tiene una interesante reflexión que viene al caso: “hay que perder para ganar, pero sin acostumbrarse a perder”.

Mis 3 palabras para 2015

Ahora, al igual que hice a finales del año pasado, es momento de pensar en mis tres palabras para 2015. Tras meditarlo durante un tiempo y tratar de alejarme de tópicos, me decanto por las siguientes:

*Crear: seguir creando ideas, contenidos y proyectos me da la vida. También es un pilar importante en mi desarrollo personal y profesional.

*Crecer: como persona, como profesional, como deportista. Como persona quiero ser más maduro y más vulnerable; como profesional quiero fortalecer mi marca personal, producir más ingresos y establecer vínculos comerciales más duraderos; como deportista quiero encontrar la compensación física y cumplir mis pequeños retos para este año.

*Cambiar: debo cambiar por dentro y por fuera. Tengo que aprender mucho y más rápido para adaptarme. Tengo que aprender a comunicar mejor si quiero vender y a vender si luego quiero comunicar.

Esta es una manera muy sintética -quizás algo simplona- de plasmar por escrito mis ideas. Te invito a continuar con este interesantísimo planteamiento iniciado por Isra. ¿Cuáles son tus conceptos clave? Utiliza #3palabras2015 para comentarlo y/o compartirlo en redes sociales.

Fuente imagen: ticbeat.com