Comunicado ante las recientes difamaciones - Lisandro Caravaca

9 de noviembre de 2019

A todos los amigos, clientes, compañeros, asistentes al Simposium Internacional de Tenis, medios, empresarios, responsables y directivos, miembros de la comunidad del tenis:

El pasado fin de semana, 2 y 3 de noviembre asistí a la celebración del I Simposium Internacional de Tenis organizado conjuntamente por la RFET y el RPT en Madrid. Lamentablemente y como una puñalada por la espalda, el lunes 4, tuve que aguantar a través de una llamada telefónica, y posteriormente en las redes sociales, que el conocido empresario Luis Mediero, director del RPT, me insultase, difamase y calumniase sin venir a cuento y sin la menor oportunidad de defenderme cuando recibí su llamada telefónica, ya que ni me preguntó nada ni me dejó hablar en ningún momento. Transcribo el vergonzoso mensaje que él publicó en redes:

«Lisandro Caravaca, aunque ya te lo dije esta mañana x teléfono, eres un jeta, un manipulador y un caradura… con la cantidad de periodistas íntegros que cubren las noticias del tenis, siempre tiene que haber un sinvergüenza como tú. Espero no volver a cruzarme nunca más contigo.»

Ante tal vergonzoso comportamiento por su parte solo me cabe pensar que se trata de un acto irreflexivo debido a la ignorancia, o un acto de maldad dirigido hacia mi persona, lo que me deja más perplejo aún, ya que no solo mi relación con el señor Mediero hasta la llamada del pasado lunes había sido cordial, sino que no existe motivo personal o profesional entre él y yo que haya podido motivar una maldad gratuita y pública de tamaño calibre. Prefiero creer que todo ha sido un malentendido por su parte y que lo esperable es una rectificación, aunque ya no es mi responsabilidad lo que le dicte la conciencia al Sr. Mediero. 

 Lo que sí es mi responsabilidad es aclarar los hechos y a ello voy con este comunicado. Sobre mi persona no tengo yo nada que decir, son mis clientes y las personas que me conocen los que pueden garantizar mi honestidad como persona y como profesional. No tengo que justificar nada ante este señor, precisamente.

He dejado pasar 5 días y no ha habido reacción. Lamento profundamente haber llegado a esta situación tan indeseable, pero los hechos de extrema gravedad me hacen rechazar categóricamente todas las acusaciones arrojadas sobre mi persona y mis actos. 

A saber:

1º: ¿Intentó Lisandro Caravaca “colarse” en el Simposium evitando pagar la inscripción? 

NO me colé, fui a trabajar, pagando mi viaje y mi hotel, por cierto. Fui a trabajar fruto de un acuerdo de colaboración con el medio Industria del Tenis. Desde 2012 he acudido a innumerables jornadas y congresos, algunas veces pagando la inscripción, otras  contratado y otras solicitando un pase de prensa y realizando una gran y amplia cobertura del evento en los distintos medios y portales online en los que he trabajado. 

En esta ocasión, colaboré con el medio Industria del Tenis realizando una labor de difusión en Twitter (#SimposioTenis19) y luego redactando una crónica que envié para su publicación en la página web.

2º: ¿Intentó Lisandro Caravaca “colarse” en la cena de gala del RPT?

NO. El sábado a última hora de la tarde, consulté a un amigo si merecía la pena ir a la cena… y al comprobar que no estaba demasiado cansado, decidí acercarme al hotel NH Las Tablas para acudir a la gala. En ningún caso pensé que era necesario reservar o acceder por invitación ya que la «cena 30 Aniversario RPT» estaba anunciada públicamente en el programa del congreso por lo que pensé que sería más flexible. Tampoco sabía cómo era el formato, sentados, cóctel, etc. Fui sin expectativas y sin ningún plan orquestado. Entré en el hotel y me acerqué a la puerta del salón. Vi que había un «sitting plan» con los nombres de los comensales, por lo que al ver todo tan organizado, me dirigí a recepción a consultar si cabía la posibilidad de apuntarme a la cena y pagarla in situ. Me dijeron que ellas no sabían y que fuera a hablar directamente con Luis Mediero al salón y eso hice. Le pregunté: «Luis, me han dicho que hable contigo para ver si hay hueco libre en la cena». Y Luis me respondió: «Lo siento, está todo ocupado, si quieres puedes quedarte de pie al fondo». Le dije que no era necesario y regresé a mi hotel.

3º: ¿Lisandro Caravaca evitó mencionar expresamente al RPT en las publicaciones en redes sociales y en la crónica de Industria del Tenis?

NO. Hay evidencias de que personalmente yo no he evitado en ningún momento mencionar al RPT como organizador. Es falso. En cualquier caso, Israel G. Montejo, director del medio, ya habló con Luis Mediero para darle las explicaciones oportunas, y se lo agradezco. Yo no he tenido acceso a las cuentas de Industria del Tenis por lo que todos los contenidos que he proporcionado y que se han publicado en los últimos días han sido previamente revisados, seleccionados y publicados por su director según la línea editorial de su medio.

4º: ¿»Lisandro Caravaca no es entrenador de tenis ni periodista»? 

Por lo visto -esto no me ha llegado directamente a mí- me han criticado por no considerarme entrenador de tenis ni periodista. Aclaro que soy entrenador de tenis con titulación y 6 años de experiencia en España e Inglaterra y he trabajado con todos los niveles aunque actualmente no estoy desempeñando la actividad. 

Efectivamente, no soy periodista ni ejerzo como tal, sí soy un profesional de la comunicación digital, soy community manager titulado y soy bloguero con más de 800 artículos publicados desde hace casi 8 años y mi trabajo puede ser públicamente valorado, razón por la cual, clientes y empresas ponen su confianza en mí.

Sin nada más que añadir, agradezco muy sinceramente a todas aquellas personas que me han demostrado su indignación ante estos hechos y su ánimo para que pase página y siga siendo la persona honesta y trabajadora que soy, a pesar de los reveses absurdos que la vida profesional puede conllevar. 

Lisandro Caravaca

One Comment

  • Chester

    Ojalá muchos periodistas hablaran como tú. Felicidades por tus excelsas explicaciones

Leave Your Comments