La tenista Oleksandra Oliynykova ofrece su piel como espacio publicitario - Lisandro Caravaca

No es oro todo lo que reluce en el tenis profesional y, a pesar de los intentos de unos y de otros por encontrar alternativas, pocos jugadores -en comparación con los miles que intentan llegar a la élite (top 100)- pueden ganarse la vida sólo con los premios en metálico que reciben en los torneos. Por ello, algunos tenistas y sus equipos promueven iniciativas de todo tipo para captar financiación.

Este es el caso que ya contamos de David Vega Hernández (que está a las puertas de situarse entre los 100 mejores del mundo en dobles) quien puso en marcha una innovadora campaña de financiación en la startup Globatalent a través de blockchain para que los usuarios inviertan en su carrera deportiva pudiéndose beneficiar de sus éxitos en el futuro. Este nuevo modelo de financiación basado en la tecnología se trata, sin duda, de una de las 10 tendencias para el futuro del tenis que ya identificamos hace más de un año.

Hoy te presento el caso de la croata de 20 años, Oleksandra Oliynykova, que está entre las 600 mejores del mundo (circuito WTA) y que ha dado un paso más allá en la innovación: ha vendido parte de la piel de su brazo (15cm) a patrocinadores por 5000 dólares. ¿Cómo lo ha hecho? Convirtió su brazo en NFT (token no fungible), una especie de registro digital, y lo subastó en el mercado OpenSea.

La compra la realizó un usuario llamado JumpHigh que puede poner lo que quiera en la piel de la jugadora con el registro grabado digitalmente para siempre en la cadena de bloques Ethereum. La compra de los derechos sobre el brazo derecho de la joven tenista puede ser una buena inversión ya que los derechos se pueden revalorizar y revender en un futuro.

Seguiré de cerca esta tendencia y su evolución en el ámbito deportivo. Es tan complejo como interesante. Y, al margen del tenis, este asunto me recuerda a alguien que quiero que conozcas… se llama Jason Zook, un gran referente por sus originales y creativas campañas de publicidad.

Leave Your Comments