Libro recomendado: Once anillos de Phil Jackson - Lisandro Caravaca

Libro recomendado: Once anillos de Phil Jackson

Después de leer los libros de Pau Gasol y de Kobe Bryant, era inevitable hacer lo propio con el que fuera entrenador de ambos, Phil Jackson. Así que aquí va mi post sobre el best seller «Once anillos», escrito por el legendario entrenador de la NBA.

La lectura no me enganchó en absoluto pero sí el trasfondo del relato que subraya y describe aspectos relevantes para la gestión en el ámbito deportivo (y en definitiva para la vida misma): técnicas de persuasión y liderazgo, autoconocimiento, inteligencia emocional, etc.

Phil Jackson llevó a lo más alto a los Chicago Bulls de Michael Jordan durante los años 90 conquistando 6 anillos de la NBA. Logró grandes hazañas más tarde con Los Ángeles Lakers de Kobe Bryant, Shaquille O’Neal y Pau Gasol con 5 anillos más. Total: once anillos.

Phil fue reconocido por incorporar la meditación a los entrenamientos: “la meditación plena es una técnica muy accesible para serenar las mentes agitadas y concentrar la atención en lo que ocurre en el presente”. Necesitaba que los jugadores acallaran el murmullo que resonaba en sus mentes y se centraran en la tarea de ganar partidos.

Jackson detalla tres aspectos del budismo zen que fueron decisivos para él como líder:

  1. Renuncia al control.
  2. Confía en el momento: es fácil cometer errores y obsesionarse con lo que acaba de ocurrir o con lo que podría suceder a continuación, actitud que te distrae de lo único que de verdad importa: este preciso instante.
  3. Vive con compasión: según Buda, “meditar es escuchar con el corazón receptivo”.

Algunas frases y reflexiones del libro que he subrayado:

« Me emociona ver a los jóvenes unidos y conectados con la magia que surge cuando se centran, con toda su alma, en algo más grande que ellos mismos”.

“Hacen falta años de preparación para conseguir que los atletas jóvenes tomen distancia de sus egos y se involucren de lleno en la experiencia grupal”.

“Si quieres que se comporten de otra manera, tienes que servirles de fuente de inspiración para que cambien por sí mismos”.

“El baloncesto es un estado mental”.

“Mi enfoque ha consistido en relacionarme con cada jugador como persona en su totalidad más que como engranaje de la maquinaria del baloncesto. Conseguir que descubriese qué cualidades específicas podía aportar a este deporte.

 “Obsesionarse con ganar es el juego de los perdedores; lo máximo que podemos esperar es la creación de las mejores condiciones posibles para el triunfo y atenernos al resultado […] Al inicio de cada temporada yo alentaba a los jugadores a centrarse en el camino más que en la meta. Lo importante es jugar bien y tener la valentía de crecer”.

“No es la práctica la que hace la perfección sino la práctica perfecta”.

“Aprendí una lección sobre la importancia de los rituales previos a los encuentros”-

Me pidió que apuntase las fortalezas y las debilidades de los equipos a los que nos enfrentábamos y que dibujara sus jugadas clave. Esa propuesta me obligó a pensar más en términos estratégicos que tácticos.

“Durante las charlas empecé a utilizar vídeos musicales y fragmentos de películas. Aprendí a utilizar los vídeos para transmitir mensajes subliminales”.

Ahora, para cerrar la cuadratura del círculo, me faltaría leer alguna obra sobre Michael Jordan, ¿no crees?

Libro recomendado: Mentalidad Mamba de Kobe Bryant. Leer aquí.

Libro recomendado: Bajo el aro de Pau Gasol. Leer aquí.

Leave Your Comments