Mis 3 palabras para 2020 - Lisandro Caravaca

Atrás queda ya el 2019… un año que me ha marcado especialmente por la llama del amor y por la pérdida de mi abuela (el 31 de mayo a los 93 años). A pesar de esta última circunstancia, la verdad es que he encadenado dos años en los que todo ha ido a mejor. Mirando hacia delante, cierto es que tenía muchísimas ganas de que llegara el año 2020. Considero que será uno de los años más importantes de mi vida… por convencimiento, por presentimiento, por ilusión, por expectativas.

Ya son varios años consecutivos haciendo este ejercicio de «mis tres palabras para el año que viene» y sentando las bases para el futuro inmediato a través de tres conceptos que sirven de eje para cumplir mis propósitos durante los meses venideros. Estos conceptos deben contener cierto grado de significado e implicación en mi vida y, puesto que estoy haciendo un trabajo de introspección y de proyección, me lo suelo tomar en serio con el objetivo de que tengan algún efecto o resultado. De hecho, puedo asegurar que se cumplieron las palabras que había escrito para este año que ya concluye. Estos propósitos sí son de los que se cumplen ;).

Este ejercicio es genial para echar la vista atrás, repasar y valorar lo aprendido… pero antes de hablar de 2020, haremos el protocolario repaso de años anteriores:

  • En 2014, mis tres palabras fueron: actitud, solidaridad y conexiones. Leer aquí.
  • En 2015, mis tres palabras fueron crear, crecer y cambiar. Leer aquí.
  • En 2016, mis tres palabras fueron: convencer(me), colaborar y progresar. Leer aquí.
  • En 2017, mis tres palabras fueron: foco, pasión, oportunidad. Leer aquí.
  • En 2018, mis tres palabras fueron: foco, crecimiento y juventud. Leer aquí.
  • En 2019, mis tres palabras fueron: tenis, comunicación y aventuras. Leer aquí.

 

Mis 3 palabras para 2020

Mis 3 palabras para 2020 son: sueños, determinación y ambición.

Sueños, sí, porque a menudo la sociedad y el día a día no nos ayudan a soñar, ni nosotros mismos nos lo permitimos. No dejemos nunca de soñar… con la mente en las nubes y los pies en el suelo.

Determinación, sí, tener determinación en la manera de actuar y de tomar decisiones, con valor y contundencia. El éxito no le suele llegar a los temerosos y dubitativos. 

Ambición, sí, pensar en grande (y diferente), moverse rápido, viajar ligero, desafiar las suposiciones, buscar el «sí» porque el «no» ya está garantizado, comerse el mundo y considerar siempre que el mejor momento es ahora. Desafortunadamente, en nuestra cultura, no está bien considerado ser ambicioso y a menudo se confunde con codicia y avaricia.

¿Cuáles son tus tres palabras para 2020?

Leave Your Comments