Periodista prevenido vale por dos - Lisandro Caravaca

El pasado 18 de abril acudí a la conferencia organizada por Inesdi e impartida por Bárbara Yuste en Madrid bajo el título «Las nuevas herramientas para el periodismo del futuro».

Bárbara Yuste es periodista y experta en comunicación digital. Desempeña su labor en centros universitarios de Madrid.

Inesdi es el Instituto de Innovación Digital de las Profesiones, un centro que ofrece cursos sobre las profesiones más solicitadas.

¿De dónde partimos?

Partimos de un cambio de contexto: tras la emergencia de tendencias asociadas con la tecnología y la denominada «Web 2.0» se requiere una urgente adaptación por parte de los profesionales y de las propias industrias. En lo que respecta al periodismo, se han multiplicado las fuentes y los usuarios se han convertido en creadores y difusores de información. Además, el consumo se realiza por muy diversos canales y la inversión en publicidad ha disminuido drásticamente. La competencia es feroz y deben ponerse en marcha nuevos modelos de negocio en la industria editorial.

Pero entonces, ¿hay que romper con todo lo anterior?

No. Yuste insistió en que el periodismo es el de siempre pero con nuevos atributos, herramientas y funciones. La esencia seguirá siendo contar historias pero de otra manera y en otros soportes. Por más que se empeñen algunos en hablar de «periodismo ciudadano», el simple hecho de presenciar un accidente y subir una foto a Twitter no convierte al protagonista en periodista. La labor de investigación y posterior transmisión de la información que realiza el periodista no es externalizable.

¿Deben desarrollar nuevas habilidades los periodistas 2.0?

Por supuesto que sí. Es clave ordenar el caos de información («infoxicación») con herramientas como por ejemplo Storify. Las nuevas habilidades incluyen saber posicionar el contenido y tener en cuenta la visibilidad de las publicaciones.

El nuevo periodista debe ser polivante y versátil. Tan pronto tendrá que sacar fotos y editar imágenes como dar contexto y volumen a las historias (data journalism).

«Es fundamental explicar al ciudadano qué está ocurriendo y no quedarse en la superficie» añade Yuste.

¿Para qué le sirven las redes sociales al periodista?

Las redes sociales sirven para buscar información, pistas, detalles y testigos. Sirven para permanecer conectados a la realidad. También para ofrecer visibilidad e imagen personal. De ahí que algunos periodistas se hayan labrado auténticas marcas como son Carmela Ríos, Nacho Escolar o Ana Pastor, simplemente por mencionar algunos.

No obstante, el hecho de estar conectado y no aportar valor tampoco resuelve nada. El periodista 2.0 deberá consumir muchísimo contenido y actualizar sus perfiles de manera frecuente.

Nuevas profesiones

Vemos que dada la realidad del periodismo en España, muchos son los profesionales que están reinventándose y formándose en otras materias como el «community management». La combinación de perfiles entre periodismo y community management puede dar buenos resultados a las empresas. Es cuestión de adquirir y saber desarrollar los conocimientos necesarios.

Puedes completar la lectura con otro resumen de la jornada.

One Comment

Leave Your Comments